3 cosas que estás haciendo mal si eres Freelance

Aprenda a identificar las noticias falsas o “fake news”
febrero 5, 2019
Tenga cuidado con el agua contaminada
febrero 7, 2019
Ver todo

 

Un nuevo estudio realizado por el sitio web de trabajos remotos Flex Jobs, da una lista de los trabajos más comunes desde casa, y tristemente ninguno de ellos tiene un potencial de ganancias de más de 100 mil dólares por año.

Acá tres razones por las cuales no estás logrando progresar:

 

No tienes tiempo para la administración

 

Si lo que estás buscando es ganar más dinero, necesitas tener una buena administración para validar tu valor. Cuando no estás presente, suele ser más difícil evaluar y apreciar el impacto del progreso que llevas.

En cambio, ese tiempo que tienes en la oficina con tu jefe es una oportunidad para compartir tus ideas y tus logros. Es mucho más difícil hacerlo desde casa, pero para avanzar en esto, debes de pensar en ti mismo como un negocio a cargo de venderte.

 

Tu empresa no está creciendo

 

Trabajar desde casa es una gran limitante en cuanto a oportunidades para establecer contactos y conectarte con personas que pueden responder por su experiencia. Además, lo más común es que los trabajos se consigan a través de referencias.

Trabajar desde casa reduce las oportunidades que tienes para establecer conexiones con profesionales que podrían ayudarte a crecer. Si pierdes tu trabajo en casa, posiblemente se te complicará encontrar otro trabajo, debido a que tu empresa no era lo suficientemente grande.

 

No estás adquiriendo nuevas habilidades

 

Cuando trabajas desde casa, no te pones a pensar en cómo tus errores podrían afectar a tu futuro empleo, o cómo podrías mejorar tu capacidad en ciertos aspectos para ganar más dinero.

Mantenerse al tanto de las tendencias es vital en estos días. Las cosas cambian dentro de las empresas constantemente y cuando trabajas desde casa, no puedes ver todo eso (cosa que puede retrasar el valor de tu empresa).

Si quieres seguir trabajando desde casa, asegúrate de entender las implicaciones que esto conlleva y procura mantenerte al tanto de lo que sucede allá afuera. No querrás que tu competencia sea mejor que tú.