El fenómeno de El Niño seguirá impactando a Colombia

Switchfoot hace el lanzamiento de su video en Billboard
enero 8, 2019
Llega la nueva temporada de Spider-Man, de Marvel
enero 11, 2019
Ver todo

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible afirma que 398 son los municipios se encuentran en alerta roja por incendios.

Un nuevo llamado de atención hizo el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo Lozano Picón, ante los impactos que está ocasionando el fenómeno de El Niño en gran parte del territorio colombiano, con especial atención en las regiones Caribe, Pacífico y Orinoquía.

“Recordemos que las principales afectaciones de este evento climático se reflejan en incendios forestales, déficit en las precipitaciones y altas temperaturas. Hace 30 años, por ejemplo, no se alcanzaba una temperatura histórica de 42 grados, como ocurrió recientemente en el departamento del Cesar”, manifestó el ministro.

Actualmente, 398 municipios del país, un 35,4 % del territorio nacional, se encuentran en alerta roja por incendios forestales, especialmente en la Región Caribe y los Llanos orientales.

Según Eduardo José González, director de la Unidad Nacional para de Gestión del Riesgo de Desastre (UNGRD), desde el 15 de diciembre a la fecha, han ocurrido 195 incendios de cobertura vegetal en 122 municipios.

Los departamentos y los municipios tienen activados actualmente sus planes de contingencia, con el fin de mitigar el impacto de este fenómeno y evitar el daño que este pueda ocasionar en la comunidad y en el ambiente”, afirmó González.

El ministro llamó la atención igualmente sobre la disminución de los niveles de los ríos y cuencas hidrográficas, especialmente en el Pacífico colombiano.

Los efectos del fenómeno El Niño también se ven reflejados en heladas, principalmente en el altiplano cundiboyacense, así como en los procesos erosivos (que incrementan los deslizamientos de tierra), la disminución en el nivel y cauce de los ríos, así como el incremento de vectores.

Efectos:

Incendios de la cobertura vegetal: El aumento de temperaturas y los altos niveles de radiación solar junto con las quemas de origen antrópico pueden favorecer la ocurrencia de incendios.

Heladas: Su incremento afecta pastos y cultivos en zonas del altiplano cundiboyacense, Santander, Nariño, Cauca y Antioquia.

Procesos erosivos: La pérdida de humedad del suelo incrementa probabilidad de deslizamientos de tierra.

Altas temperaturas del aire: Incrementan la sensación térmica corporal y provocan un posible aumento de enfermedades.

Recomendaciones:

Prevenir y denunciar la provocación de incendios forestales.

Promover la cultura del riego gota a gota en los cultivos.

Aprovechar el agua lluvia y reciclarla.